Los probióticos son microorganismos vivos que pueden ser ingeridos para conseguir beneficios en nuestra salud.

Estos deben ser ingeridos en cantidades adecuadas para no producir resultados no deseados, estos microorganismos son bacterias y levaduras que encuentras en alimentos como: los quesos, yogures y otros productos lácteos, también puedes encontrarlo n medicamentos o suplementos usados para la dieta. 

Por lo general cuando escuchamos hablar de probióticos pensamos en funciones para mantener nuestro sistema digestivo en equilibrio mientras refuerza la flora intestinal.

Sí, eso es cierto, pero también los probióticos son muy recomendados para la piel, esto se debe a que ayudan a mantener un equilibrio, tu cutis no estará ni graso ni seco, mientras que va aumentando la resistencia a los daños producidos por factores ambientales que son responsables de los procesos inflamatorios en nuestra piel.

Por esto, te recomendamos el cuidado de tu piel con probióticos, así estarás cuidando tu flora cutánea.

Importancia de los probióticos

Muchos expertos resaltan la importancia de los probióticos para el cuidado de la piel, esto se debe a que ayudan a mantener el equilibrio del microbioma cutáneo que son las bacterias, virus, hongos y genes que forman el ecosistema de la piel.

Si la berrera cutánea que forman los microorganismos se ve alterada, esta deja de proteger adecuadamente la piel dejándola vulnerable a los agentes externos que la deshidratan, produciendo daños y hasta sensibilidad.

Entre los factores que afectan la piel dejándola vulnerables a daños externos se encuentran: la exposición al sol, la contaminación en el ambiente donde te desenvuelves, limpiezas agresivas, estrés, hasta llegar a genes que puedan altera la microflora de la piel provocando un desequilibrio y exponiéndola a malas bacterias que pueden llevarte a una dermatitis atópica, por esto es de vital importancia mantener el uso de productos tanto en alimentos como en cremas con probióticos.

Beneficios de los probióticos para la piel

El cuidado de la piel es vital en nuestra salud por esto los probióticos dan muchos beneficios, ya que su objetivo principal es ayudar a mantener la microflora equilibrada que a su vez mejora el aspecto y la salud de la misma.

Su uso continuo es beneficioso y altamente recomendado ya que traerá muchos aportes saludables a tu vida.

  • El uso de probióticos disminuye las bacterias que causan manchas en la piel.
  • Cambian el entorno de la superficie de la piel lo cual afecta cualquier crecimiento de enrojecimiento, brotes, e irritación en la misma.
  • Tiene un efecto antiinflamatorio, esto se debe a que eleva la protección de células de la piel evitando así la absorción de bacterias y parásitos negativos que son los responsables de los procesos inflamatorios en nuestro sistema inmunológico de la epidermis, esto pasa por ejemplo en las bacterias que afectan nuestra piel y producen el acné.
  • Refuerza constantemente las defensas de la piel protegiéndola de afecciones por agentes externos.
  • Aumenta la capacidad de la piel para mantenerse hidratada, actuando así sobre la mejora de los signos de tirantez, sequedad y disminución de la luminosidad que caracterizan las pieles que están alteradas.
  • Disminuye los daños ocasionados por la exposición al sol, estos suelen ser prematuros ocasionando signos de envejecimiento que son producidos por los rayos UV. Si comienzas a tratar estos daños con probióticos puedes desaparecerlos en su totalidad.
  • Restablece el pH de la superficie de la piel.

¿Cuáles son los probióticos indicados para la piel?

Entre los alimentos puedes encontrar:

  1. Yogurt: hay 100 millones de bacterias en el yogurt, es una fuente de proteína, aporta calcio y puedes encontrar fácilmente presentaciones de este producto que carecen de lactosa. Sin embargo, naturalmente no tiene tanto
  2. Aceitunas y encurtidos: los encurtidos especialmente puestos en vinagre tienen levaduras y bacterias lácteas que se convierten en ricas propiedades nutricionales. Este tipo de combinación nutritiva hace más blanda la textura de la piel.
  3. El queso crudo: es una fuente rica en probióticos incluyendo los grupos thermophillus, bifudus, bulgaricus y acidophilus.
  4. El kéfir de leche: su contenido de probióticos es mucho mayor que el de yogurt a su vez la diversidad de microorganismos aportados por este alimento es elevado. Cabe destacar que otro de los beneficios que incluye el consumo de kéfir de leche, es que ayuda a limpiar el tracto intestinal por completo.
  5. El kéfir de agua: a pesar de ser agua con microorganismos este tiene un contenido mayor al yogurt, es de absorción inmediata.
  6. Col fermentada o Sauerkraut: se elabora del mismo modo que los encurtidos, este trae la combinación de prebióticos y probióticos.
  7. Chocolate oscuro: cuenta con 4 veces más probióticos que los lácteos, es elevado en antioxidantes.
  8. Suero de mantequilla: es similar al yogurt, un tipo de leche fermentada, es altamente nutritiva en vitaminas B2, B5 y B12, calcio, fosforo y potasio.
  9. Miso: esto es una pasta de soja fermentada, con esto se realiza la sopa de miso que es típico en Japón, contiene 9 aminoácidos esenciales, fibra, vitamina k y minerales esenciales como el potasio.
  10. Microalgas: la chlorella fomenta el crecimiento de los lactobacillus, es rica en antioxidantes, se puede encontrar en polvo o deshidratada para reconstruir con agua.

A través del tiempo, los laboratorios farmacéuticos y cosmetológicos se han desarrollado usando como ingrediente clave los probióticos, esto con una carga de bacterias que alimentan la flora bacteriana, con un enfoque en el cuidado del microbioma.

Por esto existen cremas, capsulas entre otros productos que se pueden ingerir o aplicar, ricos en probióticos, ¿Cómo usar probióticos en la piel?, por lo menos las cremas y productos similares se aplican con el rostro limpio, son recomendados ya que no requiere el uso de solventes o químicos agresivos para la piel, por otra parte, los que se consiguen en capsulas o similares se ingieren según lo recomendado por especialistas.

Por lo general estos probióticos en productos son tratados en laboratorios biotecnológicos, lo cual se desarrollan de una manera adecuada para que permitan micronizar determinados activos que a su vez elevan su capacidad de penetración y actuación en la piel, de esta manera la piel se irá sanando o recuperando, manteniéndose hidratada en grandes niveles y mejorando suficientes las defensas en contra de los agentes externos dañinos.