Es normal que nuestra piel pierda agua a diario, pero cuando pierdes más de lo normal, te ves propenso a sufrir de piel deshidratada, lo cual solo generará daños en tu piel como la irritación y sensibilidad, aparte de todas las consecuencias molestas que esto trae, cabe destacar que todo tipo de piel (seca, grasa, mixta) puede presentar signos de deshidratación, pero esto no debe confundirte con una piel deshidratada, por esto es importante conocer todo acerca de tu piel y el estado de la misma.

Por ejemplo el tipo de piel que más tienden a confundir con la deshidratada es la piel seca, pero no son lo mismo, son problemas cutáneos diferentes.

Diferencia entre piel seca y piel deshidratada

  • Piel seca: la piel seca puede acompañarnos desde nuestro nacimiento como también es algo que podemos desarrollar en cualquier momento, la piel seca se caracteriza por no producir sebo o aceite el termino correcto es alipídica, esto quiere decir que si no produces grasa naturalmente, la piel sufre daños de sequedad y hace que se vea áspera y escamosa, como también te vuelve propenso a que se te desarrollen más rápido las arrugas y daña el funcionamiento de la barrera protectora, lo que trae como consecuencia problemas de sensibilidad e inflamación que a su vez desencadenan reacciones bioquímicas de descomposición.
  • Piel deshidratada: este mal puede atacar cualquier tipo de piel (mixta, grasa o seca), aunque la piel seca es la que tiene mayor tendencia a padecerla, este tipo de piel se caracteriza por porque carece de contenido acuoso, pero a diferencia con la piel seca esta si produce aceite naturalmente, por lo general pierde su esplendor y bienestar, trayendo consecuencias como sensación intensa de tirantez, en ocasiones se vuelve escamosa y sin elasticidad, este tipo de piel es fácil de identificar y es muy común encontrarla en personas que usan productos muy fuertes o agresivos que no permiten que la piel produzca naturalmente o la despojan del agua que debe acumular. 
  • Piel deshidratada vs piel seca: la piel deshidratada es un estado transitorio y reversible con tratamientos adecuados, ya que trata de las alteraciones que se centrar en la capa superficial de la epidermis ocasionado generalmente por la falta de agua, lo cual desencadena una alteración en la barrera protectora de la piel generando malestar, en cambio la piel seca es un estado constante que representa un tipo de piel, que carece tanto de agua como de lípidos.

Causas de la piel deshidratada

Existen muchos elementos en el día a día que pueden influir en el desarrollo de la piel deshidratada como lo son:

  • Factores ambientales: los cambios climáticos pueden ocasionar cambios es nuestra salud y nuestra piel es la más propensa a desarrollar problemas a causa de esto, el frio, el invierno, el calor, la contaminación, exposición constante a rayos UV, entre otros factores relacionados con el clima. 
  • Factores externos: aquí es donde los malos hábitos se reflejan en nuestra salud, comenzando por nuestra piel, esto pasa cuando tenemos tendencia al consumo o la ingesta de alcohol o tabaco. 
  • Factores emocionales: los cambios psicológicos y emocionales no manejados correctamente se manifiestan por tu salud, y la piel es uno de los indicadores más alarmantes de que nuestro interior necesita ayuda, el estrés, cansancio, el mal manejo de ira, entre otros factores psicológicos, pueden ocasionarte piel deshidratada. 
  • Ingesta de algunos tratamientos farmacológicos: hay ciertos tratamientos médicos que pueden hacer que desarrolles la piel deshidratada, entre ellos existe unos muy comunes utilizados para tratar el acné, como también los tratamientos para tratar el colesterol, entre otros. 
  • Productos cosméticos: existen una cantidad de productos cosméticos que te pueden ocasionar la piel deshidratada, esto por lo general se presentan en productos demasiados agresivos para la piel, detergentes, decapantes y desecantes, entre otros. 
  • Las duchas calientes: en ocasiones las duchas muy calientes en la piel no son muy recomendadas ya que pueden ocasionar problemas de irritabilidad, sensibilidad, deshidratación, entre otros. 
  • El aire acondicionado: es un factor al que nos vemos expuesto muchas veces ya que los aires acondicionados son usados en áreas de trabajos, casas, centros comerciales y otros sitios muy frecuentados, por lo general cuando el aire es muy seco o está muy ventoso la humedad de tu piel suele evaporarse, por esto, debes estar atento a los signos de tu piel si frecuentas sitios con aires acondicionado.

Cuidado de la piel deshidratada

  1. Agua: uno de los pasos fundamentales para nuestra salud y en especial nuestra piel es el tomar agua con frecuencia, en ocasiones sin darnos cuenta no ingerimos lo suficiente por día y eso comienza a manifestarse a través de la piel, por esto debes tomar más agua, si te cuesta mucho puedes ingeniártelas para motivarte como agregarle, limón, jengibre o menta, entre otras cosas que la harán refrescante e igual de saludable. 
  1. Humedad: es necesario tener presente los signos que se manifiestan en tu piel ya que sin darnos cuenta estamos constantemente expuestos a que se deshidrate, el aire acondicionado y la calefacción central son causantes frecuentes de esto, entonces lo recomendado para estos casos son las cremas humectantes con componentes livianos, frescos y que puedan hidratarte durante todo el día. 
  1. Limpieza: en todo momento y sin importar tu tipo de piel es importante una buena limpieza, sobre todo cuando haces ejercicios y si usas maquillaje, ya que la sudoración genera mucha suciedad, si no se quita correctamente causará irritación. Cabe destacar que cuando traspiramos perdemos agua naturalmente además de minerales. Por esto, al menos dos veces al día debes hacer una buena limpieza, te recomendamos para esto la aplicación de una humectante hidratante ya que esto te ayudara a mantener los niveles de hidratación normal. 
  1. Hidrata: es muy importante luego de tu ducha diaria aprovechar esa humedad para aplicar un buen hidratante, esto ayudara a mejorar la humedad de la superficie de tu piel y disminuirá la posibilidad de evaporarse, esto tendrá como el objetivo que los hidratantes actúen como imanes dentro de tu piel, ya que traerá la humedad del aire y la aferrara a ti.

  1. Tratamiento para la piel deshidratada: en cuanto a los tratamientos a escoger para tratar tu piel debes ser muy selectivo, los productos más recomendados para ti son humectantes con glicerina o ácido hialurónico.