1. Ten en cuenta tus necesidades de hidratación

 

El cuidado de tu piel es ¡Vital! Por eso, presta atención a los ingredientes de tu hidratante, si tu piel es sensible, el hidratante sin perfume y sin aceite es la mejor opción, el hidratante para piel grasa debe estar compuesto por formulas livianas para que no obstruyan los poros y evitar que se forme acné.

Antes da adquirir un hidratante facial pruébalo en otra zona de tu cuerpo, como, por ejemplo: codos, muñecas u otras partes del brazo, aplica una pequeña porción y espera unos minutos, si esta zona se pone color rojizo, sientes que quema o irrita, no es recomendable para tu rostro.

¿En qué ocasión del día pretendes usar tu hidratante? Los hidratantes faciales de día no contienen la misma fórmula que los de la noche, por eso debes filtrar la elección de tu crema según el momento a usar, la crema hidratante de día contiene la fórmula adecuada para factores externos como: el sol, agentes contaminantes, maquillaje, entre otros, estas cremas identifican su uso, pero verifica sus ingredientes, por ejemplo: ácido hialurónico, colágeno, vitamina E y por supuesto protección solar de mínimo 15.

La crema hidratante de noche se encarga de regenerar y reparar daños sufridos en el rostro durante el día, ya que al dormir la piel tiene la capacidad de absorber más nutrientes que durante el día, es esencial para tratar problemas como líneas de expresión, manchas, acné, entre otros.

 

2. Según tipo de piel

 

Piel Seca:

Por lo general es áspera al tacto, mate y en ocasiones con aspecto agrietado. La crema hidratante recomendada para este tipo de piel es la de fórmula enriquecida en aceite ya que esto evitara la tirantez y la descamación. Los activos hidratantes principales deben ser: ácido hiaulurónico, ácido láctico, vitamina E, entre otros.

Piel Grasa:

Los poros son visibles y se visualiza brillo por producción de sebo. ¿Cómo hidratar la piel grasa? La crema utilizada debe ser de formula y textura ligera, preferiblemente en gel, con niveles bajos de aceites, en estos casos una excelente recomendación de tratamiento para piel grasa es el serum para piel grasa. Los activos hidratantes principales deben ser: ácido hialurónico, ácido salicílico, vitamina C, arcilla, entre otros.

Piel Mixta:

Es una combinación de las dos anteriores, piel seca y grasa, esta crema debe contener de forma equilibra la formula, debe actuar sobre las zonas más grasas las cuales son la frente y el contorno nasal, como también las zonas que presentan buena hidratación, por esto los activos hidratantes para piel mixta deben ser principalmente: el ácido hialurónico, vitamina C, vitamina E, aloe vera, entre otros.

 

3. Según edad

 

La necesidad de nuestra piel va cambiando a través de los años, por esto es muy importante conocer a fondo de qué carece nuestra piel naturalmente, esto hará nuestra elección de crema más sencilla, para escoger el hidratante según la edad se debe tomar en cuenta:

Piel Joven (hasta 25 años)

Los tratamientos diarios son la mejor opción y preferiblemente centrados en la solución de problemas como el acné, con activos purificantes como: avena, aloe vera, vitamina E, árbol de té, entre otros.

Piel Adulta (de 25 hasta 40 años)

Los hidratantes preventivos son la opción recomendada, esto ayudara a tratar esas líneas de expresión que parezcan a través de los años, la hidratación se convierte en un deber para mantener la piel equilibrada, con activos nutritivos como: colágeno, ácido hialurónico, vitamina C y A.

Piel Madura (después de los 40 años)

Figuran los hidratantes anti-arrugas para piel mixta, aunque en muchas ocasiones te consigues con piel seca, por esto sea cual sea el caso necesitas tratamientos anti-arrugas que activen las funciones tensoras de la dermis, en esta ocasión los activos recomendados son: células madre, colágeno y ácido hialurónico.

 

4. Según su finalidad

 

Si bien es cierto, que la primera impresión la damos por nuestra apariencia, nuestro cuidado de algo tan esencial como lo es nuestro cutis habla bien en todo momento, por esto, no importa qué tipo de piel sea tu caso, ya que, existe hidratación para todo tipo y edad.

El objetivo de un buen hidratante facial consta en reestablecer equilibrio la homeostasis cutánea, esto es posible ya que la hidratación profunda va recuperando el tejido de la superficie, haciendo evidente la reparación de daños.

Pero debes tener cuidado ya que no todas las cremas sirven para lo mismo, por eso debemos aclarar primero que queremos lograr o que objetivo buscamos en nuestra piel, para así poder conseguir el hidratante ideal, las más comunes son para manchas en la piel, las anti-arrugas, para el acné o impurezas, para piel grasa, entre otras.

Esta zona tan sensible y necesaria para todo ser humano debe ser cuidada con productos de calidad, por eso una recomendación acertada es el Hidratante Global Skincare 18, ya que viene cargado de potentes ingredientes para crear una fórmula adecuada para combatir los diferentes signos del envejecimiento.

Pero a su vez busca reparar, reestructura, hidrata y proteger de los agentes externos, para así poder mantener una piel más joven y radiante. Esto se debe a que es una combinación única de aceite de cáñamo, probióticos, vitaminas, ceramidas, péptidos, aminoácidos y otros activos en una emulsión hidratante ligera que revitalizan la piel.

 

5. Precio = regularidad 

 

El mejor hidratante para nuestra piel debe cubrir todas nuestras necesidades que tenemos, pero un punto muy importante es que debemos ser constantes en su uso, ya que si la usamos seguido por dos semanas y luego la retomamos el siguiente mes, no se podrá obtener los resultados deseados, por eso se debe adquirir la crema hidratante que se pueda utilizar y comprar de manera regular, te invitamos a ver nuestro catálogo de productos donde observarás productos de la mejor calidad a un excelente precio.

 

6. El Clima 

 

El clima influye de sobremanera a la hora de escoger el hidrante de la cara, ya que, si en el lugar donde te encuentras el clima es cálido y húmedo el mejor hidrante facial será de formula suave, por otra parte, si te encuentras en frio lo más recomendado es utilizar una crema aceitosa, solo si tu piel no es grasa.

Durante el verano la mejor opción es un hidratante que contengan alta protección solar y así evitarás las manchas en la piel, con activos refrescantes como el aloe vera, texturas sueltas y ligeras.

Lo contrario pasa en invierno ya que los hidratantes deben ser de formula potente, protegiendo la piel de resequedad por las bajas temperaturas, por esto las cremas tienen que ser de textura espesa o densa, como altas en aceites para nutrir la piel.

¿Te interesó el tema? ¡Síguenos en nuestras redes sociales! @dieciochoskincare y si necesitas asesoramiento, escríbenos al correo info@skincare18.com y te diremos todo lo que tu piel necesita, recibirás el catálogo de nuestros productos y aclararemos tus dudas.