En muchas ocasiones se ha escuchado que el protector solar para el cuidado de la piel es altamente recomendado, pero ¿esto será cierto? ¿Verdaderamente el protector solar cuida la piel? Los especialistas de la piel opinan respecto a esto que el protector solar sí ayuda en el cuidado y la salud de tu piel, esto se debe a que te protege de las radiaciones producidas por el sol, las quemaduras solares y el envejecimiento, entre otros beneficios.

Un dato muy importante sobre el uso del protector solar es que disminuye el riesgo de padecer cáncer de piel, es un producto recomendado para que tu piel no se deteriore ni sufra daños y se mantenga joven por mucho más tiempo. Esto es válido tanto para los protectores como para los bloqueadores solares.

Diferencia entre protector y bloqueador solar

Protector solar: este producto actúa sobre la piel absorbiendo y reflejando la radiación ultravioleta, este proceso toma alrededor de 30 minutos luego de ser aplicado, por esto se debe aplicar mínimo 30 minutos antes de salir de tu hogar para que este funcione realmente, si tomas una ducha o tienes una sudoración abundante debes volverlo a aplicar así este sea a prueba de agua.

Bloqueador solar: este producto tiene componentes de óxido de zinc o de titanio los cuales actúan reflejando los rayos y a su vez esto evita que alcancen tu piel; tienen una textura más espesa y cuando lo aplicas, permanece de forma visible, su misma textura hace que sean más difíciles de enjuagar a diferencia de los protectores que se caen con más facilidad. Así que el bloqueador solar para el cuidado de la piel es una excelente opción.

¿Cómo elegir el protector solar correcto?

Para saber cuál es el protector solar indicado para ti debes tener en cuenta una serie de datos primordiales:  

  • Importancia del protector solar: debes tener en cuenta que la piel va a indicarte cuál es tu estado de salud, además de que una piel y rostro sanos aumentarán tu autoestima. 
  • Beneficios del protector solar: protege de las radiaciones del sol, evita quemaduras del sol, retrasa el envejecimiento, reduce el riesgo de padecer cáncer de piel (carcinoma de células basales, el carcinoma de células escamosas y el melanoma). 
  • Zonas con mayor exposición solar: cara, orejas, manos, empeines, cuero cabelludo y escote. 
  • Tipo de piel: es importante conocer tu tipo de piel. Sin importar tu tono de piel debes usar protector solar, pero los tipos de piel I y II son las más expuestas a sufrir daños y quemaduras por el sol por esto deben usar protectores solares y corporales con alto FPS (factor de protección solar).

Ahora bien ya tenemos una serie de datos que son necesarios tener en cuenta antes de adquirir nuestro protector solar indicado ahora procedemos a las recomendaciones para elegir el protector solar correcto para nuestra piel:

  • Elegir un protector solar con amplio espectro de FPS que proteja de las quemaduras por UVB y también de las radiaciones UVA que son las responsables del (fotoenvejecimiento) protección solar o SPF de al menos 15. 
  • Debes tomar en cuenta el tiempo que te expones al sol, ya que mientras más tiempo te veas expuesta, más potente debe ser tu protector solar; recuerda de tomar en cuenta tu tipo de piel, es vital para esto. 
  • La edad de la persona influye directamente en la elección. Esto se debe a que tu protector solar variará según tu edad o la de la persona que lo necesite. Existen protectores solares para niños como también para personas de piel madura. 
  • Debes separar tus protectores solares según su uso, es necesario que tengas el de uso diario que traerá componentes para protegerte en tu día a día según la exposición de tu piel al sol y los de uso para lugares como la playa, la montaña, piscina, entre otros. 
  • Es importante que verifiques si necesitarás volver a aplicar el protector solar cada cierto tiempo. Por ejemplo, existen algunas personas que recomiendan aplicarlo cada 80 minutos mientras estás expuesta al sol o si sudas o nadas. 
  • El protector solar vs bloqueador solar, deberás leer las etiquetas para discernir cual él es más recomendado para ti ya que el bloqueador solar te protegerá por más tiempo, pero tienes que ver si todos los componentes son los pertinentes según tu tipo de piel.

¿Cómo usar correctamente el protector solar?

  1. Tu protector o bloqueador solar ideal deberá tener un mínimo de FPS 50+ para que pueda protegerte de los daños comunes, si tu piel es tipo I y II debe contener mucho más, por lo general son personas con piel bastante clara. 
  1. Lava bien tu cara quitando residuos de crema, cualquier residuo de impureza o sudor, luego aplica el protector mínimo 30 minutos antes de exponerte al sol. 
  1. Si estarás expuesto a condiciones extremas para tu piel como lo son cuando vas a estar en la playa, piscina, campo, montaña, entre otros, es recomendable repetir la aplicación cada dos horas, por el contrario, si estarás expuesta lo normal que es durante tus actividades cotidianas en casa, oficina o interiores, es recomendable volver a aplicar la crema cada 4 horas.   
  1. Primero debes aplicar bloqueador sobre las zonas que estarán más expuestas de la cara y cuello, para luego proseguir por otras áreas del cuerpo. Si vas a estar en condiciones extremas como las mencionadas anteriormente, debes aplicar también en dedos, manos y pies.

El cuidado de la piel es vital para estar sano en muchos aspectos de nuestra vida, ya que nos permite prevenir enfermedades además de tener la oportunidad de aumentar nuestra autoestima.

Por esto, debes tomar en serio estas recomendaciones sin importar si tu tono de piel es clara u oscura, todos debemos nuestra piel, además que existen mitos que han sido desmentidos por especialistas sobre el uso del protector solar como:

  • El protector solar causa deficiencia en vitamina D.
  • No usar protector solar con tiemplo nublado o lluvioso.
  • Si lo usas de adulto y no lo usaste de niño ya no te servirá.

Todo esto es falso, nunca es tarde para usarlo y comenzar a cuidarte ¿Qué esperas?